[NOTICA]

20 – julio – 2018


La Diputación de Alicante invierte 900.000 euros
en la mayor remodelación de la historia del MUBAG.

El museo cerrará durante cinco meses para instalar un nuevo equipo de climatización

y la renovación de las salas expositivas en cuanto a accesibilidad y adecuación de espacios.

La Diputación de Alicante invertirá 857.954,65 euros para optimizar y acondicionar las instalaciones del Museo de Bellas Artes de Alicante. La actuación, destinada a preservar en perfectas condiciones las obras de arte expuestas y mejorar la accesibilidad, entre otros objetivos, comenzará a partir de julio y obligará a cerrar las puertas del MUBAG durante cinco meses, aproximadamente.

Durante este periodo en el que la pinacoteca permanecerá cerrada, el equipo técnico del museo trabajará en la preparación de las muestras expositivas con las que se realizará la reapertura en 2019, así como en la producción y coordinación de exposiciones de los fondos de la Colección de la Diputación de Alicante para itinerarlas por salas de la provincia. Además, el MUBAG ha iniciado los primeros contactos para, coincidiendo con la conmemoración del Bicentenario del Museo Nacional del Prado, sumarse a la programación extraordinaria y exhibir en Alicante la obra de esta gran pinacoteca española. Cabe destacar que en la muestra permanente del MUBAG ya se exponen 14 piezas en depósito de este centro junto a otras del Museo de Bellas Artes de València, del Museu Nacional d’Art de Catalunya, del Ayuntamiento de Alicante y de la propia colección de la Diputación.

Durante este periodo, el museo coordinará exposiciones con piezas de su colección que itinerarán por la provincia

y avanzará en las gestiones para exhibir obra de El Prado, coincidiendo con la conmemoración de su bicentenario

En cuanto a las obras de remodelación, una vez instalado el nuevo equipo de climatización con el que también se mejorará la eficacia y la eficiencia energética, se procederá a la renovación de las salas expositivas en lo que se refiere a accesibilidad, adecuación de espacios con revestimientos y puesta a punto de las paredes para la correcta exhibición de la colección. Como ha explicado el diputado de Cultura, César Augusto Asencio, “se trata de la operación de mejora más importante que se va a acometer desde que se inauguró el museo en diciembre de 2001”.

En la planta baja, la Sala Emilio Varela, cerrada desde octubre de 2017, volverá a mostrar la obra y figura de este pintor alicantino. Este proyecto, iniciado con ‘Emilio Varela. El laberinto luminoso’, consiste en realizar exposiciones temporales relacionadas con la exhibición de la Colección de Diputación de Alicante, así como depósitos recientes del Museo Nacional de Arte Reina Sofía, el Ayuntamiento de Alicante, la Fundación Caja Mediterráneo, coleccionistas particulares, el Banc Sabadell o la Fundación Frax, entre otras entidades. En esta sala, dividida en tres espacios a diferentes alturas, se instalará un elevador para personas con movilidad reducida y, en toda la planta, se aumentará la seguridad en las escaleras, cerrando con cristales los huecos de las barandillas.

Por último, la entreplanta, dedicada desde la inauguración a acoger obra en papel en vitrinas empotradas, sufrirá una transformación para adecuarse a los actuales diseños y montajes expositivos. A partir del próximo año se incluirá este espacio en el calendario anual con muestras centradas en contextualizar y ampliar la visión del arte, así como los artistas del siglo XIX y primeras décadas del XX.