[El Emisario de Baco]
VINOS de
ALICANTE
Bañada por el Mar Mediterráneo y escoltada por algunas cordilleras montañosas,
encontramos la provincia de Alicante. Esta peculiar orografía otorgan
al campo alicantino unas características muy determinadas que favorecen
la producción de vinos de altísima calidad.

La salinidad del ambiente por la cercanía al mar, zonas de elevada altura respecto al mismo, interminables horas de generoso sol y vientos frescos que descienden desde las cercanas cordilleras del interior…

Pero todo esto no es nuevo, desde tiempos muy remotos, la vid, fue cultivada y trabajada, en Alicante, por los íberos hace más de 2000 años! Aunque fueron los romanos los que impulsaron este cultivo a cotas muy importantes. Como ya sabemos, el Imperio Romano era un amante del vino, y como tal consiguieron ser grandes viticultores. En aquel tiempo, la producción y transporte del mismo se hacía en ánforas o tinajas, de las cuales aún quedan vestigios.


Las primeras referencias escritas sobre el vino en Alicante, datan del antiguo Al – Andalus,

donde los poetas árabes cantaban las excelencias de los caldos de la zona.


Tras la reconquista de la Península Ibérica y a partir del del S. XV es cuando de verdad podemos encontrar mucha evidencia escrita al respecto. Durante los siguientes siglos el puerto de Alicante se convirtió en un importantísimo centro de comercio, ocupando el vino un destacadisimo lugar para los comerciantes procedentes de Inglaterra, Holanda… y sobretodo, Francia. Con nuestro vecinos del norte tuvimos un prolífico corredor por el mediterráneo, hasta el sur de Francia.

El S. XIX fue sin duda el siglo de oro del vino alicantino. La filoxera (una plaga terrible para la vid) arrasó casi por completo los viñedos franceses, dejando a éstos sin prácticamente producción. Esto reforzó enormemente el comercio con el puerto de Alicante, que se convirtió en uno de los mayores exportadores debido a la cercanía y facilidad de transporte por vía marítima.

En la actualidad, los vinos de Alicante se encuentran entre los mejor valorados por su calidad y personalidad, aunque su consumo no esté tan extendido fuera de sus fronteras.

Moscatel, merseguera y verdil son algunas de las variedades de uva blanca más tradicionales de la zona. Como uva tinta encontramos garnacha tintorera y sobretodo monastrell, con mucho la uva más extendida y trabajada de Alicante.

Mención aparte merece el Fondillón, un vino de producción exclusiva de esta región que destacan por unos larguísimos envejecimientos de más de 10 años… Pero esto queda para futuras ocasiones…

chin chin!


Compártelo...
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Digg thisEmail this to someone